Grandes ideas para resucitar a Bruce Lee

Bruce Lee filma tres combates para el proyecto Juego con la muerte (1978). Luce un traje amarillo y practica una técnica diferente frente a cada enemigo. Deja el proyecto interrumpido, rueda Operación Dragón (1973) y muere en misteriosas circunstancias. Un avispado productor recupera el material filmado y contrata a Robert Clouse para que ruede una nueva historia en la que incorporar los tres combates. El mayor reto es substituir al fallecido actor y tratar de que la cosa cuele. Entre las grandes ocurrencias de este pionero fake encontramos:

1) Filmar al doble de Bruce Lee siempre de espaldas, en penumbra o con gafas de sol.
2) Pegar una foto de Bruce Lee en el espejo cuando el doble aparece reflejado.
3) Simular el rodaje de El furor del dragón y así colar a Chuck Norris en los créditos.
4) Insertar planos de Bruce en conversaciones, anticipándose a los montajes actuales.
5) Hacer que el doble le robe (?) el famoso traje amarillo a un villano para crear raccord con los tres combates.
6) Y sobretodo: utilizar imágenes del funeral real (!) de Bruce Lee para relacionar un aspecto de la trama.