No te quiero pero me gustas

“Es erróneo pensar que la cultura japonesa es tan diferente a la europea o la americana. Puede que el comportamiento del japonés cuando se enamora sea diferente, pero siente el mismo dolor cuando alguien a quien ama muere. Durante la filmación tuve una pelea con los productores a causa de la última frase que se pronuncia en la película: Te quiero. En realidad, en japonés esa expresión no existe, ellos dicen “Me gustas”. Pero para mí era necesario para la historia.” 

Tran Anh Hung (adaptador del Tokio Blues de Haruki Murakami).