Desvirgado por Tarkovsky

Stalker (1979) ha sido mi primer Tarkovsky. Sigo conmocionado. No he entendido ni la mitad, pero he sentido casi todo el metraje. Debo documentarme y leer a los que realmente saben. Espero que ellos me ayuden, tengo fe. Ahora mismo sólo puedo acercarme a la superficie. Planos secuencia con precisos travellings rodados a la perfección. Encuadres pictóricos en la mayoría de escenas. Sonido envolvente y acojonantes decorados para cada nuevo nivel. Una misteriosa zona despierta los deseos de una humanidad gris y sepia. Un Stalker conoce la forma de acceder. Dos tipos le acompañan en el viaje. Poco más puedo contar del argumento. Durante el visionado, una continua pregunta asoma a cada escena: ¿Cómo ha conseguido rodar ese plano?, ¿Y ese otro?. Al igual que en la Zona, todo es cuestión de fe.