Era sólo una película, pero...

Lo peor de Perseguido (1987) era sin duda el modelito que lucía Schwarzenegger. Pero quitando ese horrible traje y algún que otro desvarío, la película tenía su gracia. Situada en el (por entonces lejano) 2013, el policía Ben Richards es condenado por un delito que no ha cometido. Tras la escena de la cárcel “Perímetro Activado!”,saltan algunas cabezas y Ben consigue la libertad. Utiliza a Maria Conchita Alonso para huir pero es capturado de nuevo y entra en juego el título del film: Perseguido (The Running man), un reality show en el que los condenados a muerte tienen una oportunidad de quedar libres (si superan todos los obstáculos y perseguidores). Le colocan el horrible traje a Schwarzenegger y el público disfruta con la muerte en directo. Después de el presente Gran Hermano 10 ya queda poco para que veamos Perseguido.