Metronomic Underground

Seguimos rodando una película con todas las cosas fantásticas que hace que la vida valga la pena ser vivida. Hubo un día, o quizá más de uno, en que parecíamos salidos de una película de Cecil B. Demented. De momento nadie ha recibido un balazo, aunque hemos absorbido un calor que derrite las ideas y un frío que impide pensar como burlar las leyes que nos hemos saltado en varias ocasiones. Si nadie termina en la cárcel ni muere por el camino la cosa evolucionará favorablemente y aprobaremos la asignatura. Hemos grabado con gente fantástica a las que sólo por haber conocido ya valía la pena liar todo este embolado. Podéis ponernos una vela positiva o desearnos suerte antes de dormir. Seguiremos informando, siempre de forma encriptada pero con amor entre líneas. 

Ilustración: Milo Manara.