Veintitrés bofetadas

Tras visionar la desoladora Stroszek (1977), el cantante de Joy Division (Ian Curtis) toma una decisión irreversible. El disco The Idiot de Iggy Pop también tiene su participación. 

Control (Anton Corbijn, 2007). Diseño: Pere Koniec