El impulso del homenaje

La opera prima de Fassbinder va dedicada a Claude Chabrol, Eric Rohmer, Jean-Marie Straub, Lino y Chuncho (personajes de la cinta ¿Quién Sabe?). Es extraño que no aparezca Godard por el tono nouvelle vague que desprende cada escena o Jean-Piere Melville por el look que Ulli Lommel calca de El silencio de un hombre (1967). Muere una camarera llamada Erika Rohmer y el propio Fassbinder reclama unas gafas con guiño a Hitchcock. La cinta está basada en largos planos estáticos pero se puede presagiar la futura y dinámica puesta en escena que el director practicaría en su segunda etapa. Una muestra: el plano secuencia del supermercado en el que los protagonistas avanzan por los pasillos arrastrando un carrito de la compra. Uno puede llegar a intuir el otro carrito utilizado como dolly mientras observa a los clientes mirando a cámara ejerciendo de improvisados figurantes. Todo ello acompañado de una hermosa ópera galáctica que nos lleva hasta la cajera. Glänzend.

El amor es más frío que la muerte (1969)