El hombre que se creía Harry el Sucio

Ocurre que un día Naxo Fiol dibuja un cómic dentro de un tren para celebrar el día del mini cómic. Sus viñetas narran como un tipo se emociona en exceso con la figura de Harry Callahan. Y surge la idea de adaptar ese cómic al cine. Pero literalmente al cine: El corto se rueda en 16 mm. Y sin darme cuenta, una mañana acabo con americana de pana reteniendo la Mágnum del 44.

Nos acompañan en la aventura, Carles Pradera como desternillante-yonki-con-gorra y el propio Fiol con un inquietante personaje que es mejor no desvelar. Sin olvidar el estupendo equipo técnico formado por Igor Calsina, Marc Mallol y Vicente Ochoa. Al igual que con el Querido Destazador, cualquier novedad sobre el proyecto o futura proyección estará available en el blog de Naxo Fiol: Yo Videoasta. En tiempos de depresiones, frustraciones y otro tipo de emociones, esperamos alegraros el día, al menos un poco.