Lee Van Cleef: nacido (y armado) para el póster




Si alguien me concede la posibilidad de rodar con un actor ya desaparecido…creo que finalmente paso de Brando y filmo al señor con bigote más verosímil que puedes encontrar para empuñar un revólver. Después quizá lo enfrento al Brando del último tango en París. Se miran unos segundos y de disponen a disparar, sin percatarse que David Carradine se acerca por detrás. La cosa parece otro triello con destino de triello, pero lo que estos tres tipos ignoran es que Audrey Hepburn y Angie Dickinson han sobrevivido al ataque y se disponen a facturar un nuevo capítulo del rape and revenge.