El Starman y el éxtasis


Si yo fuera un E.T. (cosa que no hay que descartar) no creo que tuviera la suerte del Starman. Los yankies derriban tu nave con misiles por si acaso y xino-xano recreas el cuerpo de un atlético Jeff Bridges, que afortunadamente ha muerto y está libre de copyright. Secuestras a su mujer, una esplendida Karen Allen post-Indiana Jones y todo lo que eso conlleva. Porque el Starman puede ser un alienígena pero no es tonto. Y lo mejor de todo. De todas las casas a elegir, te topas con una que alberga un fantástico Ford Mustang Cobra II. No durará mucho pero la excursión con el coche proporcionará aventuras de los más cool. He tardado océanos de tiempo en visionarla y de nuevo sólo puedo soltar un -Gracias Sr. Carpenter.

Bonustrack: Starman es mucho mejor que E.T. por OctopusMagnificens.