Mi pequeño encuentro con Curtis

Festival de Cinema Sitges 2003. Presento L de Lorena, una película sobre adolescentes infelices con mucho cacao mental y mucha tontería. Han sido dos años de rodaje furtivo acompañados de inolvidables sesiones de montaje junto a P. El entusiasmo es tal que tengo la poca vergüenza de dedicarle esos 90 minutos a: Ray Loriga, Charles Bukowski, Ingmar Bergman, John Hughes, Todd Solondz y Lukas Moodysson. Sin comentarios. Una tarde me topo con H y pide mi presencia para llenar Brigadoon, la sala que días antes ha estrenado mi demencial película. Al parecer, un veterano cineasta americano se dispone a presentar su último trabajo y la sala está casi vacía. Cada espectador cuenta. Entro encantado y ojeo el periódico del festival. Una vez informado, el bueno de H presenta al veterano cineasta americano y nos habla sobre Usher (2002), el mediometraje que estamos a punto de ver. Los ocho de la sala aplaudimos las palabras del viejo cineasta y se apagan las luces. Surge el nombre de Poe y aparece el cineasta con un doble papel como actor. 38 minutos después se encienden las luces y el público despeja la sala. Unos pocos se acercan al cineasta para felicitarle y pedirle un autógrafo. Vuelvo a ojear el periódico y busco un bolígrafo mientras el veterano cineasta se acerca al operador de vídeo para recoger su DVD. Luego camina hacia su acompañante, un joven rubio al que también me parece haber visto en la película, y se dispone a salir de la sala cuando le abordo. Le felicito y además de soltarle alguna tontería, le pido un autógrafo que acaba plasmando junto a un artículo que le reseña. Se despide con un Thank You Very Much y me sonríe de esa manera que sigo recordando hasta hoy. Su acompañante también me sonríe y los dos hombres salen de la sala para alejarse lentamente por el paseo marítimo. Se pone el sol y el tren me devuelve a casa. Pero no olvido a aquel señor. Días después me informo un poco más y descubro que aquel veterano cineasta es una vieja gloria del cine fantástico y experimental que ha rodado con Dennis Hopper, Simone Signoret, James Caan, Katharine Ross, Debbie Reynolds, Shelley Winters o Piper Laurie. Además de dirigir capítulos para Dinastía, The Twilight Zone y Los Ángeles de Charlie, o escribir ensayos sobre James Whale y Josef Von Sternberg. Esa tarde del Sitges 2003, aquel veterano cineasta tenía 77 años y presentaba en la sala Brigadoon su última película: producida, dirigida, escrita e interpretada por Curtis Harrington. En 2005 sufrió un derrame cerebral del que se nunca se recuperó completamente. Murió en 2007.