Qué grande ha sido Richard Donner

Porque no es plan tener que esperar su muerte para empezar a revindicarlo. Un señor que empieza La Profecía (1976) con un Gregory Peck en Off soltando “el niño ha muerto” merece que le consideren uno de los mejores narradores de esa época. Un señor que dirigió el primer Superman (1978) y parte de la secuela (1980) merece el agradecimiento de toda una generación. Un señor que unió a Rutger Hauer y a Michelle Pfeiffer en la encantadora Lady Halcon (1985) merece todo nuestro cariño. Un señor que regaló Los Goonies (1985) a millones de chavales merece tantos aplausos como botes de nocilla se consumieron ante su peli. Un señor que consagró la buddy movie y nos hizo vibrar sin efectos digitales merece toda la farlopa que se extraviaba en Arma Letal (1987) y secuelas. Un señor que adaptó a William Goldman en Maverick (1994) y salió bien parado merece todo nuestro respeto. Y un señor que (prácticamente) se ha despedido de la profesión con la magnifica y maltratada 16 Calles (2006) merece mucho más que este simplón texto. Merece que revisemos su filmografía. Les dejo que todavía no he visto Conspiración (1997) y sé que me va a encantar.