McQ no era una hamburguesa


A pesar de tener a John Sturges tras la cámara y a Elmer Bernstein tras las notas, lo mejor de este McQ (1974) acaba siendo un infalible Pontiac Trans Am. Lo que no acaba de cuadrar es ver al volante a un jubilado John Wayne emulando a Harry Callahan. Apariciones de Al Lettieri (La Huida) de nuevo como villano, Roger E.Mosley (Magnum) como camello soplón y un tiroteo final dotado de una extraña y acuática belleza. Visto los ingredientes quizá sí que parece una hamburguesa. No se me indigesten.