De amores, obsesiones y globos aerostáticos (Enduring Love)

Viene firmada por Roger Michell pero por suerte no hay ni rastro de Notting Hill (1999). Bueno, en realidad sí. Repite Rhys Ifans, nombre que nunca escribo bien, pero al que recuerdo sobretodo por (la infravalorada) Human Nature (2001). Tras una primera escena de altos vuelos, varios de los personajes presentes vivirán obsesionados con un suceso y sus consecuencias. Lo mejor: Ver como se le van hinchando los cojones a un Daniel Craig acosado por Rhys Ifans. Lo peor: Titular El Intruso a este Enduring Love (2004) merece una mención al creativo más vago.