Ya no recordaba aquella noche de monstruos


Y no recordaba, o directamente no sabía, que su director Fred Dekker también fue el autor de Una pandilla Alucinante (1987). Tampoco recordaba que su título español fuera El terror llama a su puerta. Pero recuerdo la noche que la vi como algo especial, una noche de verano, las mejores noches, las noches en que ocurren las cosas. Dentro o fuera de la pantalla. Y en esta Night of the Creeps (1986) ocurrían muchas cosas. Algunas ya nos la recuerdo. Pero el cartel (1) siempre me pareció acojonante. Más que la propia película. Y hasta aquí el recuerdo, que no sé muy bien a que viene, pero que tras volver a ver el mencionado cartel me ha obligado a dedicarle unas palabras. Será que termina el verano. Será que terminan las noches de monstruos.