Bresson y Kevin Smith juntos en la misma frase

Mi enamoramiento con Robert Bresson empieza con Un condenado a muerte se ha escapado(1956) y Pickpocket (1959). El idilio prosigue con bastante pasión ante su versión artúrica de Lancelot du Lac (1974). Pero acabo de tener mi primera discusión con Bresson. No nos vamos a separar porque todavía hay amor, pero El Diablo probablemente (1977) no ha estado a la altura. Al menos de lo que uno esperaba. No es una decepción, el film tiene buenos momentos, pero hay un no se qué de falso en todo ello. Que el protagonista sea mal actor no importaba en Pickpocket (1958) pero aquí resulta agotador. Los ultra-Bresson ya deben estar cargando contra este blog. Tranquilos, muchachos. Una decepción no es del todo negativa. Significa que esperabas algo. Y el Sr.Bresson, al que sigo desde hace poco, me tendrá reservado otras maravillas que desconozco. Por cierto, en algunas escenas estaba esperando que apareciera Kevin Smith. ¿El protagonista de este Bresson no es idéntico a Jason Mewes?.