Encerrando a la chica (para intentar curarla)

El argumento de Holy Smoke (1999) tenía su gracia. Kate Winset ha sido abducida por un gurú y Harvey Keitel tendrá que intentar desprogramarla. Aunque es previsible a rabiar no estaba mal en su conjunto. Black Snake Moan (2006) está cortada por patrones similares y también cuenta con dos actores potentes: Cristina Ricci como joven ninfómana y Samuel L. Jackson como agricultor despechado. El film de Craig Brewer tiene (al menos) 3 cosas geniales: 1) El cartel estilo cómic en todas su variantes. 2) Samuel L. Jackson cantando blues durante una noche de tormenta y 3) Cristina Ricci liándola por todas partes, en especial el enfrentamiento del supermercado. Por cierto, Justin Timberlake interpreta al novio de la Ricci y no lo hace mal.