Cine: Cuando los guionistas de tejan “Reventado”

Scott Alexander y Larry Karaszewski son esos guionistas cuyos nombres nunca recuerdas, así que todos les llamamos “los guionistas de Ed Wood”. Tras unos años difíciles y muchas decepciones, escribieron el famoso biópic del director que se vestía con angora y se lo ofrecieron a John Waters. Curiosamente, Waters rechazó el guión y cayó en manos de Tim Burton. El resto ya lo conocéis: Johnny Depp, Martin Landau y una maravillosa película. Llegó otro biópic con El Escándalo de Larry Flynt (1996) y esta vez fue Milos Forman quién rodó las trifulcas del fundador de Hustler. De nuevo con Forman, llevaron a la pantalla la historia del marciano Andy Kauffman en Man on the Moon (1999). No gustó demasiado a los fans de Jim Carrey que esperaban otro Ace Ventura, pero a mi me sigue pareciendo muy buena. El otro día cae en mis manos Reventado (Screwed, 2000), la opera prima de Alexander y Karaszewski. El film cuenta como un puteado chófer planea el secuestro del perro de su odiada jefa. Entra en juego un trastornado Danny DeVito y la trama se retuerce una y otra vez. Se nota que es el trabajo de dos milimétricos guionistas. Dura 70 minutos y en ese metraje ocurren miles de cosas y nunca aburre. En tiempos de películas eternas tiene mucho mérito comprimir tanto en tan poco. Una de los mejores gags de Reventado: La utilización de una lámpara en ciertos momentos. PS: Me encanta Danny DeVito como actor y como director, pero cada vez que le veo no puedo dejar de pensar en ese cruel crítico que le llamó “testículo con brazos”.