Cómic: La misma diferencia y otras historias

Otro buen cómic editado por Astiberri. Esta editorial se ha especializado en editar cómics de autores muy interesantes como es Derek Kirk Kim y su volumen titulado “La misma diferencia y otras historias”. Nacido en Corea, Kirk Kim ilustra sus historias más personales con sutilezas y elipsis dignas de los mejores films indies. La historia más larga es “La misma diferencia” donde Nancy y Simon se cuentan sus más intimas confidencias durante una pequeña road movie. Sus miserias y secretos se dan cita en una emotiva trama que en ocasiones recuerda al “Ghost World” de Clowes. La breve “Obstaculos” es una metáfora de las superaciones personales y “Arrancar” nos cuenta un diálogo de dos amigos al más puro estilo de Kevin Smith. El relato “Super sin plomo” es una amarga narración sobre una discusión familiar muy bien narrada, posiblemente autobiográfica como casi todas las historias. Tras en atentado del 11-M, este autor nos ofrece “Entrevista a un ser humano”, un breve augurio de lo idiota y lamentable que resulta el ser humano. Cuatro viñetas forman el gag de “Emo Rock Hyung”, con el constante personaje del autor que no consigue ligar y que muestra también en “Oliver Pikk”, un personaje que intenta suicidarse ante su incapacidad para relacionarse. Llega el apartado de “Historias biográficas” y el breve “Sant Valentín” nos da una idea sobre los sentimientos contradictorios de las relaciones amorosas. “Mi capilla sixtina” y “El Pozo” nos acerca a los años de instituto y una vez más comprobamos lo duro que es ser el dibujante marginado de la clase. Las tres páginas de “Apreciación desagradecida” nos cuenta los diferentes tipos de lavabos que se ha encontrado en Corea, y por ultimo nos deja 2 últimos relatos en los que se Kirk Kim se retrata ya de forma nada disimulada. En “El sonido”, el protagonista encuentra varios ejemplares de la revista que editaba en el instituto y se da cuenta de lo idiota que era en aquella época. Muy buena historia a tener en cuenta siempre. Finalmente se despide con “La isla”, una confesión de dos páginas en la que expresa su eterna soledad a la que parece estar condenando. Nostalgia, humor y mucho buen cómic en “La misma diferencia y otras historias”.