Cine: Escrito por Scott Rosenberg

Durante los años 90 surgió toda una liga de hombres extraordinarios. Los que dirigían películas recibieron nombres como Quentin Tarantino, Paul Thomas Anderson o Tom Tykwer. Los guionistas (para variar) no fueron demasiado destacados. Pero hubo uno de ellos que nos regaló grandes momentos. Su nombre es Scott Rosenberg y aunque su firma haya sido olvidada, sus trabajos llevan su característica huella. Tras un primer capitulo de “Historias de la Cripta”, el primer guión de Rosenberg llega con “Cosas que hacer en Denver cuando estás muerto (1995)”. Gran título para una película de gángsters con un malo Steve Buscemi como Mister Shhh. A destacar la replica de Treat Williamsen en el film: -¡Tu eres Japón y yo soy Godzilla!. Buen film con Andie García dirigido por su amigo Gary Fleder, con el que repetiría en “El Infiltrado, 2002”. Meses después llega otro Rosenberg con una delicia llamada “Beautiful Girls (1996)”. El film pecó de cierta sobrevaloración en su momento, pero hoy en día se sigue disfrutando esta bella historia de treintañeros con la mejor cantera de actores. Timothy Hutton, Mira Sorvino, Uma Thurman, Matt Dillon o una jovencísima Natalie Portman formaban el reparto. La puesta en escena resulta de lo más sencilla, lo que facilita el lucimiento de los actores y el guión de Rosenberg. El realizador era Tedd Demme, (sobrino de Jonathan) que falleció pocos años después. Año nuevo, nuevo Rosenberg, y esta vez una peli de acción. Nicolas Cage es un preso a punto de conseguir la libertad en “Con Air (1997)”. Los peores criminales son trasladados en un avión tripulado por un malo John Malkovich y sus secuaces. A destacar una vez más el trabajo de Steve Buscemi como Garland Green, el psicópata pederasta reformado. John Cusack es el poli de la peli y Nicolas Cage le suelta la siguiente frase mientras se apuntan pistola en mano: -Solo confió en dos hombres, uno soy yo, y el otro no eres tu!. Otras secuencia como la pelea por el osito de peluche nos ofrecen las mejores replicas de este film. En el año 2000 se reencuentra con John Cusack y juntos crean la mejor comedia que se ha rodado en años: “Alta fidelidad”. El actor y el guionista escriben una historia basado en el gran libro de Nick Hornby con la dirección del mejor Stephen Frears de “Café Irlandés”. Ese mismo año Nicolas Cage vuelve a recitar los diálogos de Rosenberg en la frenética “60 segundos”, actualización del cine automovilístico de los 70’, con Angelia Jolie y el gran Giovanni Ribisi. Sus siguientes trabajos no destacan demasiado y vuelve a la tv con “October Road”, de nuevo con Gary Fleder. Este 2007 ejerce de guionista y productor en su nuevo proyecto del cual no seria de extrañar que acabara dirigiendo. Buenas vibraciones para uno de los grandes guionistas americanos de los últimos años: Scott Rosenberg.