La trilogía Nikopol

A principios de los 90 llegó a televisión (La 2) una serie fascinante llamada “Cómic, el 9ª Arte”. A través de un recorrido visual con poderosas músicas nos adentrábamos en la historia del cómic, del tebeo, de la historieta grafica, del cómic book americano o del cómic japonés. En aquella época yo era un jovencito fascinado por “Dragon Ball” y toda la obra del gran Akira Toriyama, pero hubo unas imágenes de aquella serie que me han perseguido hasta hoy. En las viñetas de aquel cómic se mostraba una mujer con el pelo corto teñido de azul corriendo mil aventuras en mundo futuro similar al de Blade Runner. También había una pirámide y un hombre con cabeza de águila. Por entonces nunca llegué a descubrir de qué obra se trataba y seguí conociendo grandes creadores japoneses como el fabuloso Masakazu Katsura y su genial “Video Girl Ai”. Años después, granos después y muchas experiencias después, he leído por fin aquel extraño cómic. Su autor es el noruego Enki Bilal y la novela gráfica está compuesta por 3 partes y se denomina “La trilogía Nikopol”. En el primer capítulo “La Feria de los inmortales” nos situamos en el París de 2023 donde una pirámide alienígena tripulada por Dioses flota en el cielo parisino a la espera de negociar el combustible que necesitan. Paralelamente el protagonista Alcide Nikopol vuelve a la tierra tras 30 años de hibernación y se alía con Horus, un irreverente Dios que reniega de sus compañeros. Este primer capítulo brilla por sus delirantes situaciones y por la total ausencia de personajes femeninos. Algo que Ekin Bilal corregirá en su secuela “La Mujer Trampa”. En este capitulo el guión no es demasiado importante y la absoluta protagonista es Jill Bioskop, la chica del pelo corto azul que aparece desnuda cada cinco paginas. Destacan las bellas ilustraciones de Jill asesinando a la mayoría de hombres que aparecen en su vida. Finalmente, parte de la historia se remonta en el último volumen llamado “Frío Ecuador”. Esta vez ya no encontramos los diálogos y situaciones de la pionera ni tampoco el erotismo y la acción de su secuela. Ahora nos encontramos en una historia de recuerdos, de nuevos amores y de ecos lejanos que nos recuerdan algunos pasajes de toda la trilogía de Nikopol. Años después su creador demuestra su versatilidad y realiza él mismo la adaptación cinematográfica con el titulo de “Inmortal” con Charlote Rampling en su reparto. Esperemos que algún día se cruce en mi camino este film. La ganas por verlo ya están.