Cine: Sofía Coppola y “Maria Antonieta”

La verdad es que no tenia previsto ver la tercera película de Sofía Coppola. Su primer trabajo “Las Vírgenes Suicidas”, me pareció interesante pero solo en algunos fragmentos. Recuerdo como la pequeña Coppola colocaba muy bien la música en algunos fragmentos de su opera prima como en la vacilona presentación del personaje de Josh Hartnett. El montaje de algunas secuencias y la utilización de transiciones para enseñar el nombre escrito en la ropa interior de una de las vírgenes siempre me pareció divertido y no se puede negar la frescura que destilaba ese primer film. Pero creo que ha habido operas primas más fascinantes en los últimos años. A pesar de eso no me quedó mal gusto de boca ante esa película pero lo que vino después ya no me pareció tan interesante. Colocar a un Bill Murray con cara de palo y a una tonta Scarlet Johansson perdidos en Tokio fue llamado “Lost in Translation”. Y este título fue sinónimo de una enorme bola de nieve que culminó con varias nominaciones y el premio oscar al mejor guión original. Pero vayamos por partes. Sabiendo que una película ya no pertenece al director cuando se estrena no se puede culpar a Sofía Coppola de la terrible sobrevaloración de su film. Eso es algo que no se puede controlar. Por aquel entonces el film fue endiosado por la mayoría de sectores mientras que yo bostecé varias veces en el cine incapaz de ver la genialidad de la que hablaban. “Lost in Translation” intenta contar una sencilla historia de incomunicación con una oculta tensión sexual entre dos protagonistas, pero quien haya podido ver “Breve Encuentro” o “Antes del Amanecer” estará de acuerdo en que hay tener mucha suerte con los actores y una buena historia para que esa sencillez fuera aflorar debidamente. En todo caso este film dividió a la gente que lo adoraba y los que lo detestaban, que si lo paras a pensar es lo mejor que puede ocurrir. Respecto al premio al mejor guión original. Sin comentarios. Solo destacar que uno estaba de acuerdo cuando este premio se ha otorgado a trabajos que realmente lo merecen. En este link de Wikipedia podéis comprobar la lista de este premio durante toda sus ediciones y juzgareis vosotros mismos. Para gustos colores. Pero ahora se acaba de estrenar “Maria Antonieta” y mis prejuicios y me cabreo por “Lost in Translation” me impedían ver este último film de la Coppola. Bueno, los prejuicios siempre son un error y la verdad es que su film sobre la caprichosa reina de Francia no me ha disgustado demasiado. El film se divide básicamente en dos partes. La primera nos narra la iniciación a la nueva vida de lujos y costumbres reales mientras todo el palacio se preocupa por la consumación del matrimonio entre el hijo del rey y Maria Antonieta. Hay escenas divertidas y la historia se sigue con agrado. La segunda parte nos cuenta su infidelidad, el nacimiento de sus hijos y la consolidación de una caprichosa y derrochadora reina. El desenlace de este film se sirve de un gran clímax sin apenas diálogos en los que asistimos al definitivo declive del palacio por parte de un pueblo muy cabreado que no tiene ni pan para comer. Son unos instantes muy bien rodados, llenos de tensión que hereda por momentos la brillantez del papa Francis Ford Coppola. Pero toda comparación es odiosa. Buena película la de Sofía Coppola y para un servidor, la mejor de su filmografía hasta la fecha. Por cierto, que feo el cartel oficial que nos ha llegado a nuestros cines. Prefiero ilustrar este texto con uno de los diseños utilizados en la bella Francia.