Cine: “Volver”, ese gran film de Almodóvar

Soy el primer sorprendido al escribir unas líneas sobre Pedro Almodóvar. Normalmente sus películas me parecen desproporcionadas tanto en sus situaciones como en sus argumentos. El año del enorme éxito de “Todo sobre mi madre” no pude más que sorprenderme ante la enorme bola de nieve que se creó ante un éxito indiscutible de crítica y público. La verdad es que a mi no me entusiasmó demasiado. Tenia ganas de que sus films me gustarán, pero desgraciadamente eso no ocurría nunca y eso que valoro sus grandes dotes como realizador y sobretodo, como director de actores. La expresión “casi me gusta” podría definir lo que me ocurre con toda su filmografía. Y es curioso porqué a pesar de mis pegas a sus películas, creo sin embargo que es de los pocos realizadores de este triste país que se ha formado de la nada para convertirse en nuestro representante de puestas a fuera. Pasó de trabajar en telefónica a ganar un Oscar. Deberían aprender de él los pijos que ruedan cortos con presupuestos millonarios y que luego no tienen absolutamente nada que contar en su primer largo. Bien, pero ese es otro tema. Este escrito pretende reflejar mi agradable sorpresa al visionar “Volver”, el último film de Pedro Almodóvar. Confieso que lo empecé a ver con los habituales prejuicios que se me activan ante sus delirantes situaciones, pero al terminar las dos horas de metraje pude comprobar que esta vez si que me había atrapado en una historia coherente dentro de la coherencia del film. Para hablar de las actrices solo me puedo remitir al premio que les dieron en Cannes a todas ellas, así que mis palabras resultarían repetitivas y pesadas. Ahora que han editado el DVD, os recomiendo totalmente que os sumerjáis en esta historia que propone Almodóvar. Esta vez de verdad.