Que te abrace tu puta madre

Penélope Cruz irritando a un negativo Coque Malla a la vez acosado por un genial Javier Manrique. Gustavo Salmerón intentando vivir de su vocación evitando ser mantenido por Irene Bau. Jordi Mollà y Christina Rosenvinge como pareja modernilla aterrorizados ante un predictor. Ariadna Gil despertando los instintos más primarios y un Santiago Segura vendiendo caldos en la calle. La petición está cerrada desde hace años en change.org pero en este presente continuo me uno a destiempo a la iniciativa de Carlos Fernández (desde Cuenca) y me parto la camisa para que se conjuren los astros y se edite pero ya una de las mejores cintas españolas de los años 90.

Todo es mentira (Álvarez Fernández Armero, 1994).