Pequeños milagros

Uno de mis textos preferidos de siempre lo escribe Ana Elena Pena en el recopilatorio Vamos a follar hasta que no enamoremos (Arrebato Libros):

Gente Vulgar

“Hay gente vulgar que se enamora de gente vulgar. Llevan una vida corriente, se enzarzan en discusiones triviales, mezquinas, y viven acomodados en una vida adocenada y gris. Mantienen una relación básicamente anodina, mediocre, convencional. Y duermen cada noche, uno al lado del otro, sin preguntarse nada más. Esa gente tan vulgar, tan gris, tan mediocre y anodina, inmersa en un amor tan trivial, también tiene niños. Os sorprenderá esto, pero a veces esos niños son asombrosamente extraordinarios”.