La petite Belle de Jour

Hacía años, muchos años, que una cinta no se me quedaba corta en duración. Aunque si lo piensas, la secuela ya la dirigió Buñuel en 1967. La doble sesión se presenta obligada.

Joven y bonita (François Ozon, 2013).