Y además…

Y además…a una película, como a una persona, no le pido que sea perfecta, ni equilibrada ni que me cambie la vida. Y además…si durante el metraje aparecen tres buenos momentos ya puedo tirar cohetes porque decididamente nunca sabes cuándo te puede caer encima aquella maceta. Y además…también acepto especialmente esas salidas de tono que se comen el resto de narración, como la fantástica escena con Michael Caine y Britt Ekland al teléfono. Y además…no me olvido de esa butaca meciéndose que consigue un insólito trío intangible. Así que llegado el momento, enciendo la mecha, tomo la adecuada distancia de seguridad y además…

Get Carter (Mike Hodges, 1971)