Cien mil mundos

“Abandoné el mundo real, ataviado con mi traje espacial, sin gravedad, sin atracción, fui lanzado a través de Orión, ni tú ni nadie puede herirme, en mi ascensor increíble. Cien mil mundos nos separarán, a mil años luz de ti. Este será mi último adiós, cortaré toda comunicación, no puedes entrar, no puedo salir, no toco a nadie, nadie me toca a mí, si Hall consigue leer mis labios, me iré a casa del comandante Tom…”

2001: una odisea del espacio (Stanley Kubrick, 1968) + A mil años luz (Sidonie, 2011).