Cuidado con Charlie

Uno de los grandes amores de mi vida fue Jil Ireland. A los 21 años me dijo que quería casarse y yo contesté que no podía, que estaba sin un céntimo. Ella me dejó y se casó con David McCallum. Más tarde contrajo matrimonio con Charlie (Bronson). Fui a conocerle al hotel George V antes del rodaje de Chato, el apache. Jill también estaba ahí. Al llegar, ella gritó: “Charles, es mi viejo amigo Michael de Londres”, después de volvió hacia mí y me dijo, “Ya lo sabe todo sobre nosotros”. “La madre que me parió” pensé, “esto no es nada bueno”, pero lo cierto es que nos entendimos muy bien. Más tarde, Jill me explicó que le había contado que éramos amigos pero no lo que hubo entre nosotros, y que era mejor que yo tampoco se lo dijera. “¿Decírselo?”, le respondí, “La única duda si llega a averiguarlo es a quien mataría primero, a ti o a mí”.

Tras rodar América Violenta (1973): Estábamos en una limusina y Bronson me preguntó, “Michael. ¿qué podríamos hacer a continuación?. Le dije que lo mejor que tenía era un film sobre un hombre cuya mujer e hija son asaltadas, y él busca venganza disparando a los delincuentes por las calles. Charlie se giró y me dijo: “Me gustaría hacerlo”. “¿quieres hacer El justiciero de la ciudad? ¡Cojonudo!”, respondí, y el dijo: “No. Me gustaría disparar a los delincuentes”.

Michael Winner (entrevista de James Knight en Vice)