El asesino quiere una mujer

Y personajes llamados Franz Walsch (por Raoul), Señora Lang (por Fritz), señor Murnau (por el director de Nosferatu), Magdalena Fuller (por Sam) y un local llamado Lola Montes (por el film de Max Ophüls). Lo mejor: la relación entre el asesino americano y la sirvienta sumisa del hotel. Sin olvidar el encuentro final con tiroteo y muerte a cámara lenta. Muy lenta. Super lenta. Casi un anticipo de Matrix (1999) o Thriller: A Cruel Picture (1973).

El soldado americano (Rainer Werner Fassbinder, 1970).