Colores y consoladores

Antes de empezar su extensa (y dilatada) carrera, una jovencísima Sophie Evans protagoniza un demencial cortometraje presentado en el Festival Erótico de Barcelona. Era 1998 y Rubén Lardín escribía: “Una parodia a dos bandas: en primer lugar de la estética kitsch almodovariana, y después, por encima de todo, los tics, más sonrojantes del porno en su faceta más alimenticia”. Muchos colores, algunos consoladores y la imprescindible presencia del gran Jordi Ordóñez, de nuevo repitiendo su rol de obseso sexual rodeado de bellezas. Algo de sado, algo de Pinno Donnagio y una imponente escena lésbica para cerrar esta divertida parodia. Catorce años después, su director Jaime Zaragoza prepara algo grande, bonito y barato con Naxo Fiol, James J.Wilson, Juan Carlos Olaria y un servidor. Pero hay muchos más señores implicados en esta futura, honesta y necesaria obra. Work in progress. Habrá más noticias. De momento, recuperámos estas…

Mujeres al borde de un ataque de clítoris (Jaime Zaragoza, 1998). Diseño: Pere Koniec