Porno experimental

“Al comenzar el film nos encontramos con un atlético Policarpo saltando a la cuerda y realizando todo tipo de ejercicios a ritmo de una banda sonora de “gran” calidad que compuso e interpretó la leyenda de la música Leonardo (el baile del pañuelo) Dantés. Casi sin tiempo a respirar, saltamos a una tremenda escena donde Poli se masturba sobre su cama con un montón de ejemplares de la revista LIB, mientras comenta la jugada en voz alta. Hay que destacar que de todos los minutos que dura la película, es imposible entender NADA de lo que dice Poli. Ahí radica la grandeza de este film y lo que lo vuelve una obra maestra. Como si se tratara de una obra psicodélica o alternativa sus responsables logran que nos metamos en una apasionante trama de boxeo y sexo sin que se entienda ni una silaba de su protagonista”. 

Fragmento sobre El potro se desboca (1997).
24 centímetros, una visión sobre el cine porno en España (Álex Salgado).