Las chicas de Quentin

En Reservoir Dogs (1992) sólo aparecía una mujer y era para pegarle un tiro al Sr.Naranja. Inquietante interpretación. Exceptuando a la pasiva Fabienne, en Pulp Fiction (1994) las chicas guerreras (Honey Bunny y Mia Wallace) ya empezaban a pedir protagonismo. En Jackie Brown (1997), el crédito principal ya era para la reina del exploitation Pam Grier. Desde entonces, los personajes femeninos siempre han protagonizado las obras de Tarantino. De hecho, cortaría de buen grado a los malditos bastardos para darle más minutos a la vengadora Shoshanna. Mientras tanto, el virtuoso lustrador Rhys Cooper nos regala una buena serie de féminas combativas y peligrosas creadas por el colgado de Knoxville.