La fragilidad de Juanma Bajo Ulloa

Aunque hay aspectos que no me molan nada y uno empezaría a utilizar palabras como irregular, desproporcionada, fallida, y bla,bla,bla… me la sudan los (supuestos) errores que pueda tener el film. Trago saliva y elijo quedarme con lo bueno. Porque lo bueno de este film es muy bueno. Y viceversa. Porque esos primeros 10 minutos con una pequeña Amelie campesina no los sabe filmar cualquiera. Y menos por estas tierras. Porque Juanma Bajo Ulloa sigue demostrando que sabe como usar la cámara para obtener cine, aunque muchos se queden con su pose arrogante. Y porque por culpa de este Frágil (2004) no puedo quitarme de la cabeza ese Venus de Frankie Avalon. Fas-Fas-Fas-Fascinado.