Fantasía de un niño de nueve años

“Su fantasía es la siguiente: usted tiene nueve años y camina a solas por un camino campestre. Una extraña nave espacial de otro sistema estelar aterriza frente a usted. Nadie la ve en todo la Tierra, salvo usted, señor Quail. Los seres que viajan dentro son pequeños e indefensos, parecidos a ratones de campo, aunque intentan invadir la Tierra. Decenas de miles de naves se pondrán en camino cuando este grupo de avanzada de la señal. (…) Usted detiene a los invasores pero sin destruirlos. En cambio, les muestra bondad y misericordia, aunque por telepatía, usted sabe a qué han venido. Ellos nunca han visto estas características humanas en ningún organismo consciente, y para mostrar su agradecimiento hacen un pacto con usted.

No invadirán la Tierra mientras yo viva -dijo Quail-. De modo que con sólo existir, con sólo estar vivo, mantengo la Tierra a salvo del dominio alienígena. De hecho, soy la persona más importante de la Tierra. Sin levantar un dedo.”

Fragmento del relato “Podemos recordarlo por usted al por mayor”.
Paul Verhoeven transformó el relato de Philip K. Dick en Desafío Total (1990).