Vhs contra dvd

Estoy a favor del dvd. Estar en contra sería absurdo porqué actualmente es el formato por excelencia. O al menos hasta que lleguen (o se impongan) los nuevos formatos de alta definición. El dvd ha traído cosas muy buenas. La calidad es mucha mejor que la de la cinta de vhs . Se ha editado miles de películas que antes no podíamos ver, y por si fuera poco, ahora tenemos toda la información que necesitamos gracias a los extras. Eso esta bien. Otra cosa es como lo utiliza el consumidor. En ocasiones parece que nunca estamos contentos y deseamos más ediciones especiales con nuevos contenidos, que dicho de paso, no siempre se miran. Pero somos ambiciosos por naturaleza y queremos la edición especial y si puede ser la edición definitiva con cinco discos. Pero no todo lo del dvd es bueno. No, señor. Me toca mucho las pelotas no poder pasar los tráilers del inicio, cosa que con el vhs si era posible. Pero hay dos cosas que realmente me desquician. La primera es que no pueda ver la película tal y como la vi originalmente. Estoy hablando de los director´s cut (montaje del director). En realidad no es un problema del propio dvd, sino de la manía de los creadores de añadir dentro del film todas las escenas que quedaron descartadas. Si estaban descartadas por algo seria. Caso aparte serian las escenas censuradas por la época y que se han recuperado ahora. En ese caso se acepta porqué no hay nada peor que la censura, y nosotros tuvimos una asquerosa. Me parece genial que un director quiera mostrar sus escenas inéditas pero por favor que lo haga en los extras y que no manipule el montaje del film. De acuerdo que es el propio cineasta quien lo hace, y solo él tiene el derecho a hacerlo, pero la cuestión en este caso seria si es necesario marear un film que se terminó hace 30 años. La segunda cosa que me repatea es consecuencia de la primera. Se añaden nuevas escenas y como consecuencia se realiza un nuevo doblaje. No hablaré sobre las virtudes y defectos del doblaje. Hay films con doblajes horribles y otros que salvan y nos acercan a los personajes. La película “El pelotón Chiflado” tenia un doblaje genial con Bil Murray y Harold Ramis haciendo el loco en el ejercito. Bien, el dvd presenta el nuevo montaje y por supuesto un nuevo doblaje. Y es horroroso, lo cual te obliga a visionar la V.O. Y eso te limita. Hay que recurrir al vhs para escuchar sus diálogos con ese tono de los años 80. Afortunadamente, algunos de los nuevos dvd’s conservan el doblaje original como alternativa. Y es que las alternativas siempre están bien. La foto adjunta es del año 2007. Las cintas vhs en la basura. No siempre fue así. Els vhs tenia sus defectos pero también sus virtudes. Nos hizo descubrir todas la películas que nuestros padres habían tenido la suerte de ver en cine. No era en pantalla grande pero no importaba. Nacieron los videoclubs, las tardes de cine caseras y las gominolas. Su diseño tosco y pesado nos acercaba a las bobinas de cine y además, se podían arreglar manualmente. Si se quedaba la cinta bloqueada dentro del video, no había problema. La sacabas como podías, unas tijeras, un corte, un poco de celo y la cinta resucitaba. Ahora todo se reduce a la mínima expresión. Los dvd no se arreglan en casa. Se pueden limpiar, pero también se ensucian más. Desde aquí un ultimo adiós al vhs. Todavía ocupan nuestras estanterías después de ocupar toda una vida. Rezamos por tu alma magnética. Ahora ya te has reunido con tus colegas de cassete y de vinilo. Amén.