El bloqueo de Lars Von Trier

Lars Von Trier está atravesando una profunda crisis artistica. La pasada navidad fue ingresado en un hospital después de sufrir una fuerte depresión. "Supongo que Anticristo será mi próxima película, pero ahora mismo no lo sé. Tras mi crisis, me he quedado tan en blanco como una hoja de papel. Es algo muy extraño para mí, porque siempre he tenido al menos tres proyectos en mi cabeza a la vez". Si tenemos en cuenta que estamos hablando del hombre que creó Europa, Rompiendo las Olas, Bailar en la oscuridad, Los Idiotas o Dogville, me veo obligado a ser egoísta y rezar para que se recupere pronto. Ya no solo por su salud, sino porqué la historia del cine todavía necesita los dramones de este rebelde danés. Sus muchos detractores estarán contentos. Los seguidores de su filmografía nos tendremos que contentar de momento con recuperar sus acojonantes ideas. Esa realización de Europa”, esos brutales 150 minutos de Rompiendo las olas, esa Björk al final de Bailar en la oscuridad, esa violencia interna de Los Idiotas o esa enorme Dogville con su “matarlos a todos y quemad el pueblo”. Recupérese pronto Sr. Von Trier. Aunque tampoco hay prisa.