Cine: ¡Que nadie se mueva! (Robando bancos)


Ahora que los pobres bancos están necesitados, nada mejor que recordar algunos de los palos que han sufrido (cinematográficamente hablando).

1) Dos Hombres y un Destino (1969): El film es magistral. La ola de robos también. Y escuchar en la VO a Paul Newman hablar castellano: ¡Esto es un robo!: impagable. 2) Tarde de Perros (1975): Al Pacino y John Cazale necesitan dinero. Y no es para lucrarse y vivir en riqueza. Gran Sidney Lumet. 3) Killing Zoe (1994): Ya sé, este film sólo le debe gustar a Roger Avary y a mí. Pero quitando una primera parte algo coñazo, todo el segmento del banco es bastante bueno. 4) Plan Oculto (2006): Spike Lee olvida sus reivindicaciones y filma un inquietante atraco con un inquietante Clive Owen. Y un plan oculto. Muy oculto y oscuro. Se anuncia secuela.